KINDER

El Jardín de Infantes busca brindar un espacio para el sano desarrollo integral de los niños en un ambiente de calor, alegría y respeto por sus procesos individuales. Esto se logra a través de la imitación, el juego, el libre movimiento y experiencias vitales para el desenvolvimiento de la voluntad.

La rutina, cuidadosamente proyectada, otorga un ritmo que es suelo firme para sembrar la confianza y la seguridad necesarias para desplegar sus capacidades en un ambiente hogareño. Así, en la rutina diaria, se hace el pan, se lava y corta la fruta que han traído para compartir, se ordena y limpia la casa, se trabaja en el jardín, se riega y cosecha las hierbas del huerto, acompañado de rondas, versos y canciones acordes a su edad.

 

El Jardín Waldorf da también la oportunidad de vivenciar los ciclos de la naturaleza y nuestra relación con ellos, desarrollando amor, agradecimiento y veneración en nuestros corazones hacia la tierra, sus seres y el cosmos.