ENSEÑANZA BÁSICA

La enseñanza básica se da entre los 7 y los 14 años, período en el cual el sentir cobra un papel predominante. Desde la pedagogía Waldorf cada uno de los procesos anímicos que vive el niño es acompañado por cada una de las materias que se ven durante estos años. Además, el maestro de clase acompaña al mismo grupo de niños durante 8 años, permitiendo un vínculo real con cada uno de ellos y, por otro lado, el desarrollo de una autoridad amada, muy importante durante este septenio. 

Otro elemento característico de esta etapa es que, si bien la música ha estado presente desde el jardín a través de canciones y rondas, para luego complementar con la flauta dulce desde el primer grado, desde tercer año básico los niños comienzan a aprender un instrumento musical de forma individual, con clases con ritmo semanal, siendo este trabajo musical parte fundamental del proceso educativo de cada uno de los niños. 

Durante la enseñanza básica los niños viven grandes transformaciones. Es por esto que las asignaturas van variando considerablemente en profundidad, contenidos, diversidad e intensidad, de acuerdo a cada etapa.